Nunca la sanidad deja de estar ‘de moda’, pero es en momentos como el que ahora estamos viviendo como consecuencia de la pandemia COVID19 cuando, si cabe, se pone más de moda. Y cuando se habla de sanidad un dato destaca por encima de cualquier otro: el gasto que en sanidad un país realiza.

El gráfico adjunto recoge, para una serie de países, la combinación del Gasto sanitario total en porcentaje del PIB en euros del 2017, último año publicado, recogido en el eje de abscisas, y el PIB pc en euros del 2018, recogido en el eje de ordenadas, expresadas ambas variables en números índices, tomando como base 100 las medias de la UE – 28. (Fuente: Elaboración propia a partir de: Gasto sanitario: Diari Ara 19.04.2020, Pág. 11 y PIB pc: Eurostat).

Como puede observarse el gráfico queda divido en cuatro cuadrantes tomando como líneas definitorias las medias 100 de la UE. En el cuadrante inferior izquierdo se hallan aquellos países de los contemplados que tienen un PIB pc por debajo de la media europea y gastan en sanidad una parte de su PIB también inferior a la media que en sanidad gasta la Unión Europea. España se halla en este grupo.

En el cuadrante superior izquierdo, aquellos países de entre los considerados que cuentan con un PIB pc superior a la media europea pero un gasto sanitario inferior a la media. Observen a Irlanda.

En el cuadrante superior derecho países que muestran un gasto sanitario y un PIB pc superiores a la media europea. Y en el cuadrante inferior derecho países con un gasto sanitario mayor que la media           y PIB pc inferior; en este cuadrante no se halla ningún país. Veamos.

Tomando como referencia el gasto sanitario que es lo que nos interesa, en términos relativos España se halla en una posición relativamente equilibrada. Gasta en sanidad más que la República Checa a pesar de que su PIB pc es igual al de esta, pero gasta menos que Portugal y eso que su PIB pc es superior, aunque gasta más que Italia teniendo España un PIB pc inferior.

El caso de Irlanda podría sorprender, aunque no si se conoce el país, la distribución de su PIB y su nivel de servicios públicos. En esa línea solo hay que ver que su nivel de gasto sanitario es igual al de la República Checa a pesar de que su PIB pc es 100 puntos superior al de esta. Irlanda es un país con desequilibrios enormes entre zonas y con una sanidad pobre.

Suecia y Alemania son países muy equilibrados en la relación entre PIB pc y gasto sanitario. Francia menos, aunque para su población tal nivel de gasto sea beneficioso, sobre todo comparando con Reino Unido teniendo en cuenta que ambos tienen un nivel de PIB pc similar.

Al final el monto que un país dedique a gasto sanitario sigue aquella figura que utilizaba el profesor Samuelson como ejemplo: un país puede decidir consumir más cañones y menos mantequilla, o al revés. Por lo que, números al margen, la pregunta debería ser: teniendo en cuanta que el consumo de gasto sanitario no tiene límite real, ¿se halla, en términos medios, satisfecha la ciudadanía de un país con la atención sanitaria que obtiene?. Y en momentos como el que estamos viviendo es cuando esta pregunta cobra un mayor sentido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It en Pinterest

Compartir esto